Desde hace unos años rondaba la idea de armar un curso de formación para jóvenes desde nuestro instituto, inspirado en los valores humanista cristianos. Llegó el momento de concretarlo en 2020 gracias a la solicitud de un grupo de jóvenes de Colonia que brindaron el empujón que faltaba para generarlo, armar un programa, reunir docentes y expositores en las diferentes temáticas. La experiencia fue muy enriquecedora y se pudo repetir este año. 

Las circunstancias de la pandemia transformaron la propuesta a formato virtual, lo cual motivó a que pudieran inscribirse jóvenes de distintos puntos del país que compartían las mismas inquietudes: obtener herramientas para profundizar su hacer social, reflexionar sobre su aporte de manera personal y colectiva en la sociedad, intercambiar motivaciones junto a pares. Inquietud que durante el curso se nutrió de la historia del humanismo cristiano, la vida de grandes referentes nacionales, intercambio de experiencias, cuestionamientos y desafíos. 

De la formación han participado ya casi veinte jóvenes de diferentes ciudades, Minas, Maldonado, Artigas, Colonia, Carmelo, Juan Lacaze, Rosario, destacándose la participación activa, la dedicación y trabajo de cada expositor, el diálogo tan participativo.

Tanto quienes estuvieron detrás del curso como varios participantes coincidieron en que: “hay una sed de este tipo de formación que no se encuentra hoy en nuestro país”.

Romina Corbo, de 28 años, estudiante de psicología y emprendedora fue una de las participantes del curso. Los efectos negativos de la pandemia en el ámbito laboral la motivaron a militar activamente, para poder aportar y ayudar a las personas de su ciudad. 

El curso me pareció un excelente espacio para aprender más sobre política y sobre otros aspectos que hacen a la misma. Me gustó mucho que cada expositor diera la clase dándole su toque personal y que también en cada uno de los encuentros se diera espacio a la historia personal de cada uno de los que tomamos el curso.

Creo que la militancia juvenil es importante, ya que el mundo va cambiando y junto con él la agenda de demandas. Las nuevas generaciones tenemos mucho que aportar en política.

La juventud mira y vive la política de una forma distinta, creo que esto no se ha comprendido mucho ya que se pretende y se trabaja como si esto no fuese así, nos tildan en muchas ocasiones de irresponsables o que no tenemos interés y esto no es verdad.

También como mujer siento que es doblemente difícil buscar nuestro espacio ya que es notorio que los partidos políticos en su mayoría se componen de hombres. 

Considero que cada vez más los jóvenes trabajamos y luchamos por una mayor participación. Pienso que sería ideal que cada vez más tomaran este tipo de cursos en formación política y que los mismos se difundieran más. Felicito y aplaudo la iniciativa del Instituto Juan Pablo Terra.”

El curso

Los ejes del curso estuvieron vinculados a una mirada sobre el contexto mundial socio-económico, el humanismo cristiano, los partidos políticos y las organizaciones de la sociedad civil como actores de transformación social, análisis de la realidad nacional y políticas públicas, participación. 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

1 × 4 =